protocolo examenes chica

Banner InstructivosSIU

Estudiante de Geología llega a la final de competencia internacional para enviar un prototipo a la Luna

  • 02 Junio, 2021

WhatsApp Image 2021 06 02 at 17.53.06

Florencia Anahí Santillan, estudiante de 5to año de la carrera de Geología de nuestra institución, participa de la etapa final de la competencia internacional Open Space. La misma tiene como objetivo desarrollar prototipos como satélites o robots para enviarlos a la luna en el año 2025 con el fin de estudiar este espacio.

El concurso está destinado a jóvenes estudiantes y profesionales de hasta 25 años de diversas áreas como Ingeniería (Mecánica, Electrónica, Mecatrónica, Aeronáutica, Civil), Geología y Diseño (Gráfico e Industrial). El mismo cuenta con la participación de 20 argentinos de diferentes provincias, y conforman la delegación denominada “Spacebee Technologies”. 

Florencia Anahí Santillán es la única participante de la UNT que llegó hasta esta instancia final. Además es la Presidente del Capítulo Estudiantil SEG UNT, Pasante de la Dirección de Minería de la Provincia de Tucumán y Secretaría de finanzas de la comunidad Filemon. Nos pusimos en contacto con la estudiante y nos comparte su experiencia en la siguiente entrevista:

  • ¿Cómo te enteraste de la competencia Open Space?



Uno de mis mejores amigos estudió en el Instituto Balseiro y se recibió allí. Él junto a algunos compañeros escucharon sobre la competencia y decidieron armar un grupo de trabajo. Diagramándolo pensaron que incluir geólogos podría generar un aporte significativo.  Se contactaron y, finalmente, entramos al equipo dos estudiantes avanzados de la carrera de geología: un estudiante de la pampa y yo de Tucumán. 

  • ¿Qué te impulsó a participar?

Me impulsó el desafío de poner a prueba los conocimientos que me dio la carrera y el trabajo interdisciplinario. Era consciente de que sería un reto muy grande. Iba a necesitar invertir muchísimo tiempo, analizar un panorama que no había visto antes pues una cosa es la tierra y otra es la luna jajaja y vincularme con temas que quizás nunca antes había tocado desde el punto de vista ingenieril. 

Al principio  recuerdo pensar que era una nueva experiencia de la cual podía aprender mucho, creo que así empezamos todos; luego cuando pasamos la primera etapa ya se había convertido en soñar con tener la posibilidad de avanzar en las etapas que venían y  mandar un robot a la luna, pero cuando las etapas fueron pasando y ese sueño cada vez parecía más real ya somos 1 de los 3 equipos finalistas de la competencia. Creo que no se puede explicar la sensación, por momentos sigue pareciendo un sueño y, por otros, es demasiado real. Te genera una mezcla de sentimientos encontrados.

Supongo que tener charlas y mentores exclusivos con profesionales de empresas dedicadas a materia espacial te hace tener un poco esas sensaciones, y sumarle el hecho de poder enviar un robot a la luna en 2025, también jajaja. 

  • ¿Cuál es el objetivo del proyecto?

La competencia en sí tiene como objetivo incentivar a jóvenes profesionales y estudiantes a participar en materia de ciencias con el fin máximo de democratizar el espacio. Desde ahí y compartiendo esa perspectiva, es que desarrollemos nuestro robot. Nuestro proyecto implementa métodos geofísicos y aplicaciones geológicas para el estudio de posibles recursos naturales (por ejemplo: caracterización de regolito lunar, agua, entre otros) en la luna, que puedan implementarse en futuros asentamientos.

  • ¿Cuál es tu papel de la geología en todo esto? 

Esta pregunta me parece interesante porque me remonta a mi primera reunión de equipo. Después de la presentación de los integrantes recuerdo que se nos comentó a todos que la decisión de la misión que tendría nuestro robot era solamente nuestra, no había más límites que el peso de nuestro robot -debía ser de 2 kg-. Luego de esa primera y, según recuerdo, breve presentación, y un poco de charla, se planteó que la misión a realizar quedaba en mano de los geólogos.  Recuerdo que teníamos 2 semanas para investigar todo, hacer análisis geológicos del medio y poder presentar ideas de misiones para poder comenzar el trabajo del prototipo. En ese momento teníamos 3 meses para la entrega de nuestra idea y ver si nos aceptaban en la competencia. Me pareció una locura, en ese momento creo que empiezan a entrar en juego los sentimientos encontrados y algunas preguntas, como “podré hacer esto? o ¿en qué me metí?”. Pero supongo que las ganas de desafiarme a mí misma y poner a prueba lo que aprendí podían más, así que nos embarcamos en el estudio con mi compañero y así resultó, quedamos seleccionados para competir. Creo que lo mejor de la competencia es que hasta el día de hoy ninguno sabe la misión de la competencia, eso te incentiva a dar cada vez más también. 

  • ¿Qué le dirías a otros colegas?

Estas oportunidades no se presentan todos los días, pero depende de nosotros buscar esos desafíos o generar los espacios para poder hacerlo.  Como geólogos o futuros geólogos, a veces no nos percatamos de la capacidad que tenemos de interpretar las cosas desde una perspectiva muy distinta al resto de las personas que trabajan en nuestra área, y eso suma mucho.  Por otro lado, veo mucho entre los alumnos que a veces no se animan a participar en actividades extracurriculares y se abocan al estudio solamente; y por ello es que mediante mi experiencia en la universidad puedo decirles que el estudio es la base, pero todo el valor agregado como futuro profesional lo haces con la experiencia y retándote a nuevos desafíos cada día. Lo pondremos así: La teoría jamás podrá enseñarte lo que sólo la experiencia te puede dar. Así que les recomiendo a los alumnos que se animen a unirse a una asociación, capitulo estudiantil, proyecto, etc; que no importe si son de 1 o 2do año o estén ya haciendo la tesis, porque lo más valioso que tienen para aprender es de las personas que los rodean. La Universidad te dará los conocimientos base pero sólo vos y tus experiencias te darán el extra para tu vida profesional. 

  • ¿Algo que desees agregar?

Si, deseo agradecer todo el apoyo y acompañamiento que recibí de parte de los docentes de mi carrera. Sus aportes fueron significativos, especialmente porque me ayudaron a encontrar mentores para realizar los análisis geológicos e ingenieriles del proyecto.