Viaje

  • 27 Abril, 2021
  • Visto 66 veces

Mi experiencia en Japón

diego
Diego Sebastián Fernández


Actualmente soy docente de las cátedras de Pedología y Geología Ambiental de la carrera de Geología de la Facultad de Ciencias Naturales e IML y profesional del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR).

En el año 2011 tuve la oportunidad de realizar una capacitación profesional en Japón a partir de una beca otorgada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). La beca estaba dirigida a la realización del curso denominado “Effluent control caused by mining and manufacturing industries for Central and South América”, y como parte de las exigencias para poder aplicar a la misma se debía conformar un equipo de profesionales pertenecientes a tres organismos diferentes. Esto lo logramos junto a Lourdes Gultemirian, docente de Química de la Facultad de Ciencias Naturales e IML, y a Andrés Morales de la Secretaría de Minería de la provincia de Catamarca. El curso tuvo lugar en el Centro Internacional de la ciudad de Osaka de la JICA, tercera ciudad en población del país, y duró 30 días entre los meses de noviembre a diciembre. La experiencia fue excelente desde lo profesional y humano. El curso tenía la particularidad de ser dictado principalmente en japonés, con traducción en simultáneo al español y con las diapositivas en inglés, toda una novedad al menos para mí. El objetivo principal del curso era mostrar técnicas de monitoreo y tratamiento de efluentes de distintos tipos de empresas (industrias alimenticias, de incineración de basura, de tratamiento de agua potable, de mineras, etc.) y de técnicas de remediación en casos en que haya ocurrido algún problema de contaminación. El nivel del curso en los aspectos teóricos fue bueno, pero creo que lo más destacable fueron las visitas a las distintas plantas y minas para poder tener contacto directo con quienes llevaban a cabo estas tareas e intercambiar opiniones con ellos. Para poder lograr este objetivo, la JICA programó de manera impecable viajes, por tren y avión, a industrias establecidas en diferentes lugares del país. De esta manera, lograron no tan sólo que adquiriésemos conocimientos técnicos, sino también introducirnos dentro su cultura, ya que todos los viajes iban acompañados por una explicación de la región que visitábamos, usos y costumbres y visitas a los principales puntos de interés.
Esta experiencia me permitió adquirir conocimientos sobre temáticas relacionadas a mi quehacer profesional diario y volcarlas en diferentes cursos de posgrado que me tocó dictar. De hecho, muchos ejemplos que muestro en los cursos de la Maestría en Gestión Ambiental de la Facultad de Ciencias Naturales e IML, sobre manejo de suelos y evaluación de impacto ambiental fueron obtenidos durante este curso. En resumen, una experiencia inolvidable que agradezco a la Secretaría de Posgrado por poder compartirla. Aprovecho también para transmitirles a los estudiantes de posgrado de la Facultad, que la JICA tiene un programa de becas anuales muy amplio y que no duden en postularse a algunas de ellas. Saludo a tod@s!!>

diego2  diego3