NOTA

  • 28 Agosto, 2021
  • Visto 218 veces

La pandemia como crisálida

crisalida
Imagen: https://ibi.salesianos.edu/blog/2018/05/27/la-mariposa-y-la-crisalida/

“Las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo que les significa romper su prisión para poder vivir” Jorge Bucay

La mariposa es sinónimo de transformación en muchas culturas y muchas religiones. Es símbolo de inmortalidad, renacimiento y resurrección, pero también de la ligereza, la inconstancia y lo efímero de la alegría y la belleza.

Este tiempo de pandemia, que es mucho más que una crisis sanitaria, nos adentró de lleno en una etapa que hoy quisiera equiparar a la de la crisálida para la mariposa. Nos encontramos de pronto limitados, encerrados en un capullo que es nuestro espacio vital íntimo, nuestra burbuja. Enfrentados a situaciones frustrantes y traumáticas que se suceden sin cesar y sin poder acceder a los recursos y personas que antes nos ayudaban a sortear los problemas y situaciones adversas. La resiliencia ya no nos basta, ya que nos resulta cada vez más evidente que ese supuesto equilibrio anterior a la gran crisis, es precisamente, lo que colaboró en generarla.

El desafío entonces está en mirar más lejos, más alto.

Desde el silencio y la escucha debemos ahondar en descubrir la sabiduría que estos desafíos aportan, para capitalizar gracias a ellos, la resistencia y fortaleza suficientes para poder desarrollar las alas que nos garanticen que vamos a tener la capacidad personal y social de poder volar. Mi desea es que no desperdiciemos esta fabulosa y única oportunidad, de dejarnos estrechar por los límites hoy impuestos, para adquirir en ese abrazo la fuerza de trasformación que nos permita emerger, como las mariposas, como seres más bellos y luminosos.

María Clelia Viollaz