NOTA

  • 28 Agosto, 2021
  • Visto 231 veces

DUDAS SOBRE UN FUTURO CERCANO

villafañe

Patricio Villafañe

En Mayo de 2016 me encontraba finalizando la carrera de Geología en la Facultad de Ciencias Naturales e IML. Si bien tenía pensado presentar mi tesis de grado en Agosto de ese año, aún me encontraba con dudas respecto a mi futuro después de recibirme. Mi director, el Dr. Carlos Cónsole Gonella, me habló de lo importante que es tener una formación de Posgrado a la hora de competir laboralmente en los mercados internacionales. No obstante, debido a que aún no tenía definido si dedicarme o no al ámbito científico, consideraba demasiado larga la realización de un doctorado. Es por esto que comenzó a rondar en mi cabeza la posibilidad de realizar un máster.

Siempre me gusto la Paleontología y su utilidad en la prospección de recursos naturales, por este motivo el Dr. Cónsole Gonella me facilitó los contactos para realizar un máster sobre esta temática en Barcelona. Sin embargo al comunicarme con los profesores me comentaron que las inscripciones para ese posgrado se realizaban cada dos años, y ya se habían llevado a cabo en 2015, por lo para comenzar debía esperar a Octubre de 2017, algo que me parecía muy lejano.

Buscando continuar con mi formación lo antes posible, indagué otras posibilidades. Fue ahí cuando apareció la Universidad de Valencia, la cual ofrecía un nuevo máster en Paleontología Aplicada. Este se dictaba en conjunto con la Universidad de Alicante (ubicada en una provincia vecina al sur de Valencia) y contaba con la orientación en prospección de recursos naturales, por lo que no dudé en contactarme con ellos. De manera paralela a la finalización de mi tesis de grado comencé los procesos de preselección y selección para este posgrado, seguidos por los trámites de visado.

Me recibí un 26 de Agosto, y solo veinte días después ya me encontraba en España. Valencia era una ciudad totalmente desconocida para mí, sin embargo al llegar fue amor a primera vista. Además de su belleza, su gente desde el primer día me abrió las puertas, tanto a nivel académico como social, haciéndome sentir muy cómodo. Es así que en forma paralela a mis estudios pude formar un gran grupo de amigos en esta ciudad, a los que aún frecuento.

El máster contaba con un excelente cuerpo docente y un plan de estudios muy innovador. Este se encontraba complementado por numerosas salidas al campo, visitas a museos y participaciones en congresos; las cuales me permitieron conocer distintas ciudades de España y Portugal. Dirigido por el Dr. Francisco Ruiz Sánchez (Universidad de Valencia), el Dr. Hugo Corbí (Universidad de Alicante) y Dr. Carlos Cónsole Gonella (CONICET); comencé a trabajar con estromatolitos del Messiniense. De aquí salió no solo mi Tesis de Máster y mi primera publicación científica, sino que también comenzó a consolidarse en mi cabeza la idea de ir por un doctorado.

Volví a Argentina a fines del 2017, al enterarme que había ganado la beca doctoral del CONICET bajo la dirección de la Dra. María Eugénica Farías. Sin embargo, no he cortado mi relación con estas dos universidades españolas. Durante el 2019 he realizado una estancia doctoral de tres meses junto al Dr. Francisco Ruiz Sánchez en Valencia, enfocada en el uso de metodología SIG en el mapeo de estructuras microbiales, y actualmente estamos terminando una nueva publicación. Mientras que continúo trabajando en estudios paleoambientales con el Dr. Hugo Corbí, teniendo acordada una nueva visita a su ciudad para Febrero de 2022.

Esta experiencia fue un antes y un después en mi vida, ya que me brindó mucha solidez en aspectos profesionales. A la vez siento que me aportó un gran crecimiento personal, sacándome las dudas que tenía con respecto a mi futuro y encontrando mi vocación dentro de mi profesión.